La constancia en tu vida.

¡HOLA MUNDO!

Antes de empezar y contaros el remedio para la constancia, quiero explicar en qué consiste para que se nos haga mucho más fácil digerir todas las técnicas.

La constancia se define como el valor y la cualidad que poseen las personas en cuanto a ser perseverantes y determinados ante un propósito o decisión. Los seres humanos nos auto-saboteamos con hábitos poco saludables que nos alejan de nuestros objetivos, metas, y bienestar.

La constancia consiste en realizar una actividad a diario, de forma que lleves un compromiso con dicha actividad. Al entrenar la constancia, a su vez estamos entrenando nuestra fuerza de voluntad al no dejarnos caer en la tentación. Este factor nos ayuda, cada vez más, a ser más fuertes ante las provocaciones que nos da la vida, como ese cigarrillo cuando estas dejando de fumar o esas patatas fritas cuando estamos haciendo una dieta.

“Un viaje de diez mil kilómetros empieza por un solo paso”. – Proverbio chino

¿Cómo lo hago?

Fácil, comienza esa actividad. Y cada día realiza un poco de esa actividad hasta que te acostumbres a hacerla. Por ejemplo, Lectura diaria, no hace falta leer cien páginas cada día para adoptar el hábito. Leyendo simplemente dos o tres páginas diarias al principio te adentrará dentro de la costumbre. Una vez que ya tengamos el hábito podremos ir aumentando el ritmo de lectura y leer cada vez más.

O cuando queremos empezar a ir al gimnasio, no te mates realizando tres horas seguidas de entrenamiento. Si al principio te cuesta, comienza a ir solo media hora y aunque solo sea caminar, ya estás haciendo algo. A medida que vayas teniendo más ganas, porque las tendrás, vete suplementando diez minutos más a tu sesión semanal. Verás cómo lograrás la perseverancia que tanto anhelabas y tendrás más motivación para continuar yendo.

Lo importante es que todos los días hagas un poco, como si haces lo mínimo. Lo importante es que ya has hecho algo por ti. Habrá días que harás más, y días que harás menos. No siempre se puede estar al cien por cien.

¡DA EL PRIMER PASO Y COMPROMÉTETE!

Una de las claves del éxito es la constancia. El ser humano no consigue el éxito en la vida sin trabajar diariamente en sus sueños. Muchas veces damos por sentado que las cosas saldrán por si solas, mientras que las personas que toman el control de sí mismas y comienzan diariamente a perseguir sus sueños son las que finalmente consiguen el éxito tan esperado.

¡ATENCIÓN!

Aparecerán síntomas como la pereza o la desmotivación. A lo largo de mi vida, las experiencias que he vivido en cuanto a este tema es comenzar la acción. Con el simple hecho de comenzar, los síntomas negativos que te echan atrás, desaparecerán por completo. Lo llamo la ley de la inercia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *