El entrenamiento idóneo para el cerebro

¡HOLA MUNDO!

Hoy quiero hablaros sobre la importancia de tener una buena salud.

No solo se basa en la salud física sino mental. Por ello, no debemos subestimar el entrenamiento que requiere nuestro cerebro. Un cerebro fuerte y sano, nos ayuda a vivir una vida más feliz, obtener una memoria espléndida, incrementar la concentración en nuestras tareas cotidianas, y muchos beneficios más.

Ahora la pregunta estrella, ¿Cómo puedo trabajar mi cerebro? ¡FÁCIL! Déjame que te comente ciertas rutinas que mejoraran, notablemente, nuestro cerebro.

Una lectura diaria nos proporciona múltiples beneficios como una buena memoria, aumento de empatía, minoración de los niveles de cortisol y estrés, mejora de la atención y del lenguaje.

Esta pequeña parte de los beneficios, que nos aporta la lectura, son los responsables de poder expandir nuestra imaginación, alargar nuestros temas de conversación, aprender sobre lo que realmente nos llene, divertirnos y poder descubrir nuevos puntos de vista. Es un entrenamiento sencillo que mantendrá nuestro cerebro activo y creativo.

“El libro es fuerza, es valor, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor”. Rubén Darío.

  • Deporte.

Como hemos dicho antes, un físico atlético también va hilado a un cerebro sano. A parte de poder otorgarnos una buena renovación de las neuronas, también nos ayuda a generar endorfinas (Sustancias naturales encargadas de aliviar el dolor), y sustancias antidepresivas. Estas últimas juegan un papel muy importante en la sociedad del siglo XXI, pues según  world health organization cerca de 300 millones de personas son víctimas de esta desafortunada enfermedad.

Además, ejercer un deporte diariamente nos ayuda a mejorar nuestra autoestima, mejorar nuestro sueño (Ayuda a relajarnos), reduce la sensación de fatiga, es decir, nos ayuda a tener un bienestar general.

Así que ya sabes, ponte la ropa de deporte y sal a ejercitarte.

  • Aprender.

Pregúntate, ¿Qué temas atraen mi curiosidad?

A partir de esta sencilla pregunta, aprende sobre aquel tema que te cree cierta inquietud. La curiosidad es la principal arma para comenzar a aprender nuevas temáticas. Además, un aprendizaje impulsado por la curiosidad, nos ayuda a divertimos durante la formación y activar una parte nuestro cerebro llamado “Hipocampo”, cuya función principal es medir en la generación y la recuperación de los recuerdos. Esta pequeña área de la corteza cerebral tiene un sistema de recompensa capaz de ayudar a nuestro cerebro a aprender de una forma más fácil y retener mucha más información comparado con una temática que no nos atraiga.

Al escribir nos ayudamos a nosotros mismos al activar tres regiones cerebrales: Área motora, área visual y área cognitiva. Protagonistas en la activación de las neuronas.

A parte de ello, la escritura diaria es la responsable de poder desahogarnos del día a día, pues es una forma de expresarnos libremente y dejar correr todos nuestros pensamientos en una intimidad. Para ello, recomiendo el uso de un diario en el que sea solo para ti.

Además no solo ayuda a reducir nuestro estrés diario, si no que nos ayuda a la hora de tomar nuevas decisiones. Al escribir nuestras ideas en papel tenemos una gran ventaja, la organización de estas. Al tener todo bien organizado y puesto en puño y letra se nos facilitará la tarea de ver todas las posibilidades que tenemos. Así como una clara planificación de nuestras tareas diarias

Hoy en día se está perdiendo este hábito tan bonito, así que ¿Por qué no retomarlo otra vez? Los beneficios se muestran al poco rato de la escritura.

  • Experiencia.

Vivir nuevas experiencias nos permite el lujo de conocer nuevos parámetros. Por ello se recomienda viajar a sitios desconocidos, probar nuevos platos, tomar diferentes rutas hacia el trabajo o la escuela, probar nuevas actividades. En resumidas cuentas EXPERIMENTAR.

Nuestro cerebro no caerá en la rutina de siempre, y no se nos hará la vida cuesta arriba.

Dicho todo esto, no solo vale con leer este artículo. Empieza a tomar acción y a realizar poco a poco todos estos hermosos hábitos para tener un cerebro fuerte capaz de enfrentarse a las adversidades de nuestros días.

MANOS A LA OBRA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *