¿Cómo empezar tu propio diario personal?

¡HOLA MUNDO!

Cuando hablamos sobre un diario personal, puede ser para muchas cosas. El hecho de que quieras llevar un proyecto, desahogarte emocionalmente, o simplemente recordar momentos de tu vida que realmente te llegaron a impactar, lo mejor que se puede hacer en estos casos es crear tu propio diario. Donde tú, y solo tú, seas el responsable de rellenar las hojas blancas con lo que tú quieras.

Iniciar un diario no solo es escribir, un diario lo puedes personalizar de la manera que quieras. Esto puede ir desde juntar tu escritura con imágenes, dibujos, poemas, hasta tus canciones favoritas. Al fin y al cabo, es tu vida y tú eres el responsable de tus elecciones, por ello no hace falta limitarnos y llevar la tradición de un diario solo de escritura.

Al principio, siempre nos cuesta empezar con la costumbre de escribir. ¡NORMAL! En la sociedad actual el escribir en una hoja de papel, de forma voluntaria, no es lo más normal. La gente no está acostumbrada a expresarse en la intimidad y en la privacidad. Sin embargo, hay personas que toman la iniciativa de comenzar a escribir, pero no suelen durar mucho por la falta de constancia o motivación.

¡LO IMPORTANTE ES QUE HAY SOLUCIÓN!

En la vida todo tiene solución menos la muerte, está claro. No eres inmortal… y si lo eres dame el antídoto para acompañarte.

Volviendo al tema, si, tiene solución. Los primeros pasos para poder seguir con la práctica son:

  • Ponerte a una hora.

Al ponernos a una hora concreta, por ejemplo por la noche, estaremos pendientes de ella y pocas o ninguna vez se nos escapará.

Con solo empezar a escribir las primeras líneas, tú solo o sola dejarás llevarte por el momento. En poco tiempo, te darás cuenta de que has escrito más de lo que te imaginabas.

  • Olvidar tus fallos.

No te preocupes si tienes un millón de fallos ortográficos o tus líneas no tienen sentido, recuerda el diario es solo tuyo y nadie tiene porque tocártelo. Además, con el paso del tiempo te irás dando cuenta de tus errores ortográficos, pudiendo mejorar tu escritura cada vez más. No sirve dejar de escribir por unos fallos que se pueden corregir.

  • Tener un motivo.

Escribir por escribir está muy bien, sin embargo es mucho más satisfactorio escribir por algo en especial. Ese algo en especial puede ser expresar un amor hacia alguien o desahogarse del día que has tenido o por motivos de crecimiento personal. Esto te ayudará a ti, para que no dejes atrás el hábito.

Hablando desde mi experiencia, escribir un diario personal con dibujos, fotografías, canciones y demás, me ha ayudado a afrontar grandes desafíos de mi pasado. Y cuando estoy desanimado vuelvo a mi diario no solo para escribir, sino también para ver como he podido, a lo largo de mi vida, con los problemas que se han ido interponiendo entre mi camino y yo. Este simple hecho me hace aún más fuerte y más motivado para seguir plasmando mi vida en papel.

AHORA TE TOCA A TI.

 MUCHO ÁNIMO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *